Legal

PROCESO LEGAL en EE.UU

El artículo VI la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, manifiesta que “Toda persona tiene derecho a constituir familia, elemento fundamental de la sociedad, y a recibir protección para ella”. Como podemos observar, en Estados Unidos existe el derecho a la constitución y a la protección de la familia.

Desde hace varias décadas, la legislación americana aprobó la “maternidad” subrogada recogiendo todos los derechos y obligaciones de las partes que participan en el proceso. Se trata de una técnica de maternidad compleja al intervenir un número considerable de profesionales tales como médicos, agencias de madres subrogadas, agencias de donantes de óvulos, bancos de esperma, compañias de seguros, psicólogos, urologos,  etc., que requieren todos ellos relaciones contractuales.

El en proceso de maternidad subrogada es imprescindible los servicios de un abogado especialista en esta materia, ya que su papel será fundamental en el procedimiento judicial ante las Cortes Americanas para determinar la paternidad del menor. Sin la resolución judicial que establezca que seréis los padres de la criatura, tendríamos serias complicaciones ante las instituciones gubernamentales de vuestro país de residencia.

Contratar los servicios de un abogado de los Estados Unidos experto en derecho de familia y gestación por sustitución o subrogada es necesario, y más concretamente especialista en todo lo referente a temas de reproducción asistida. Será el encargado de defender los derechos y velar siempre por los intereses de los padres de intención, revisará los diferentes contratos que se firmarán con los profesionales, controlará los pagos que se deban efectuar, entre otras muchas funciones. Para poder ofreceros un grupo de expertos de gran reputación y confianza, en Gestación por Sustitución, SLU colaboramos con abogados de Estados Unidos que tienen largas experiencias en estas materias.

Legislación de Subrogación de Ucrania

Ucrania es uno de los pocos estados amigos de subrogación en el mundo.
De acuerdo con el artículo 123 del Código de Familia de Ucrania (cláusula 2), si el embrión concebido por los cónyuges utilizando tecnologías de reproducción asistida (TRA) se transfiere en el cuerpo de otra mujer, los cónyuges son los padres del bebé.
Por otra parte, el artículo 139 del Código de Familia de Ucrania estipula que una mujer registrada como la madre del niño, en general, puede impugnar la filiación materna. Sin embargo, impugnar la afiliación maternal genética por la gestante subrogada está expresamente prohibido por la Parte 2 de este artículo.
En consecuencia, el niño legalmente es considerado como el niño de los Padres de intención desde el mismo momento de su concepción y la gestante sustituta no puede mantener al niño después del nacimiento bajo ninguna razón o estar registrada como la madre del bebé.
De conformidad con la Orden de Procedimientos de ART No. 787, aprobado por el Ministerio de Salud de Ucrania el 09 de septiembre de 2013, hay tres requisitos para la participación de los Padres de intención en el programa de gestación por subrogación:
– Matrimonio registrado, para los ciudadanos extranjeros – confirmado por el certificado de registro civil apostillado o con legalización consular
– Indicaciones médicas para el método de subrogación
– Vínculo genético de al menos uno de los Padres de intención con el feto
La gestante tiene que ser una mujer mayor de edad (mayor de 18 años) con capacidad legal que tiene al menos un hijo propio, que dio su consentimiento voluntario por escrito para el uso de tecnologías de reproducción asistida y no tiene contraindicaciones médicas para llevar el embarazo.
En cuanto a la inscripción del nacimiento del bebé nacido a través de la subrogación de vientre en Ucrania, los nombres de ambos Padres de intención estarán inscritos en la partida de nacimiento con la fecha de entrega, mientras que la información sobre la gestante subrogada se indica únicamente en la columna “Observaciones” a la acta de nacimiento, que se mantiene cerrada y confidencial.

By Sebastián Expósito